Todo comenzó en Narnia… ¡hace ya unos cuantos años!

En aquella ocasión más de dos mil niños se juntaron en la Granja de San Ildefonso para revivir con sus profesores las historias de las ‘Crónicas de Narnia’ del escritor británico C.S.Lewis. Y ¡cómo no! los profesores pidieron monitores para poder organizar todo. Casi doscientos jóvenes de cuarto de ESO y Bachillerato nos prestamos voluntarios en aquel momento, sin saber que aquello iba a ser el inicio de una gran aventura.

Después vinieron otras actividades y viajes, en el proyecto ‘Raíces’ en el que recorrimos el País Vasco, Lourdes, Galicia… Cerca de ochocientos alumnos cada año.

Y empezamos a vivir fines de semana juntos, para formarnos, conocernos, entablar amistad. Y la montaña de Gredos fue nuestra escuela, animándonos siempre a subir más y más, a superar retos, a dar lo mejor de nosotros mismos. A no cansarnos nunca de estar empezando siempre.

Y aquí estamos, casi diez años después, cientos de estudiantes han pasado por nuestras actividades y seguimos creciendo, manteniendo siempre esa actitud de servicio que nos hizo nacer.

Las grandes aventuras, siempre empiezan con algo sencillo, silenciosamente, casi sin darte cuenta… pero al mismo tiempo siempre tienen un “algo” de epicidad que empuja a caminar